pediatria

Nueva atención pediátrica con demanda espontánea y guardia pasiva

El servicio funcionará a partir de este lunes 10 de agosto y estará disponible todos los días, incluso los sábados, domingos y feriados. Será el único de estas características en la ciudad de Viedma.

La Clínica Viedma continúa ampliando sus prestaciones para ofrecer a la comunidad más y mejores servicios. En esta oportunidad, a partir de este lunes 10 de agosto, la institución incorpora el servicio de Atención Pediátrica con demanda espontánea todos los días de 16 a 19 horas, incluso los sábados domingos y feriados; y habilita una Guardia Pediátrica Pasiva de apoyo a la Guardia General para consultas e interconsultas de pacientes pediátricos los 365 días del año.

Se inicia así un Servicio de Pediatría muy demandado por la comunidad, que irá creciendo paulatinamente en el tipo de prestaciones ofrecidas. En una primera instancia, a la atención por demanda espontánea a cargo de reconocidas y reconocidos profesionales de la salud, se suma la posibilidad de realizar interconsultas con otras especialidades como Ecografía, Rayos, Traumatología y Cirugía en la misma institución, realizar cirugías programadas de baja complejidad, y coordinar derivaciones a otros nosocomios ante casos de alta complejidad.

Mientras que la atención por demanda espontánea permite atender a pacientes con síntomas que no revisten gravedad y dar seguimiento a pacientes con patologías crónicas, el servicio de Guardia Pasiva ofrece a la comunidad la tranquilidad de que ante consultas  en la Guardia General de la Clínica por pacientes de 0 a 14 años inclusive, estará a disposición un médico o médica pediatra especialista para consultas e interconsultas.

La doctora Natalia Ruf, jefa del servicio de Pediatría y Neonatología de la Clínica Viedma, destacó la importancia que reviste esta posibilidad en la ciudad. “Brindar un servicio con estas características es un objetivo que teníamos desde hace tiempo. Creemos que nuestra ciudad necesita un servicio de pediatría integral en el ámbito privado y apostamos a que crezca en forma paulatina para ir agregando nuevas prestaciones para nuestros pacientes. Además del servicio de Neonatología que ya se brindaba en la Clínica Viedma, se agrega ahora la posibilidad de trabajar por demanda espontánea y guardias pasivas para la población infantil”. 

Para poder atender con normalidad en este contexto excepcional producto de la pandemia por Covid-19, se implementa el protocolo de atención a pacientes pediátricos que indica que cada menor que deba realizar consulta deberá asistir con un solo acompañante y utilizando tapabocas. 

“Vemos con preocupación que muchas familias han dejado de realizar los controles de rutina, por lo que no está de más señalar la importancia de cumplir con los calendarios de vacunación en niños y niñas, y de realizar las consultas de control en todas aquellas patologías que requieren seguimiento como diabetes, asma, cardiopatías y  problemas renales, por nombrar las más frecuentes”, indicó Ruf. 

Con la intención de “transmitir un mensaje de tranquilidad a la comunidad” aclaró que “en la Clínica Viedma tenemos la infraestructura necesaria para atender a los niños y niñas en un contexto seguro. Contamos con un Comité de Epidemiología que respalda los protocolos  implementados para trabajar en estas circunstancias tan particulares y, fundamentalmente, contamos con un excelente equipo de pediatras que se han comprometido para sentar las bases de lo que sabemos será un antes y un después en la atención médica infantil de nuestra ciudad.”

El equipo médico del Servicio de Pediatría de la Clínica Viedma está conformado por reconocidos profesionales, todos ellos médicos y médicas pediatras especialistas: las doctoras Natalia Ruf, Gimena Gomez Ottolini, Alda Luppi, Eliana Sabugal y Valeria Schereschevsky, y el doctor Jonathan Vazquez.

El doctor Rubén Kowalyszyn, director médico de la Clínica Viedma, señaló que “es un gran esfuerzo como institución el que estamos haciendo, y sabemos que redundará en un beneficio para la comunidad al permitir atender a la población infantil con un enfoque integral, detectando y actuando sobre las patologías en etapas tempranas y ofreciendo un servicio de guardias pasivas que permitirán resolver mejor las consultas pediátricas. Esta posibilidad no existía en la ciudad de Viedma y era demandada en forma permanente por la población. Nuestro compromiso como institución es brindar un servicio de salud de alta calidad a la comunidad”, destacó.

Ambos profesionales remarcaron la importancia del compromiso de la población para poder prestar un servicio de calidad, asistiendo por casos que no revistan  gravedad en el horario de atención por demanda espontánea de 16 a 19 horas todos los días, incluso fines de semana y feriados, y dejando las guardias para los casos que realmente lo ameriten a fin de no saturar el servicio. Ambos servicios tienen su ingreso por la entrada principal de la clínica, en Sarmiento 253.