Se suspende la presencia de acompañantes en parto

Se suspende la presencia de acompañantes en partos

El objetivo es evitar la propagación del Covid19 en la población, disminuyendo el riesgo de contagio del personal de salud que, además de cumplir con un trabajo esencial en el contexto de emergencia sanitaria, está en contacto permanente con otros pacientes.

La Clínica Viedma informa a la comunidad que, ante la situación de pandemia y de acuerdo a las nuevas directivas del Ministerio de Salud de la Nación y del Comité de Control de Infecciones de esta institución, nos vemos en la obligación de suspender el acompañamiento de personas de confianza en el momento del parto y/o cesárea, hasta tanto se terminen las modificaciones edilicias que están en ejecución y que permitirán cumplir con la distancia mínima obligatoria de 1.5 metros en la sala de parto.

El objetivo de esta medida es evitar la propagación del COVID19 en la población, disminuyendo el riesgo de contagio del personal de salud, el cual además de cumplir con un trabajo esencial en el contexto de emergencia sanitaria está en contacto permanente con otros pacientes.

Las nuevas normativas nacionales de bioseguridad reconocen el derecho de toda mujer a estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de preparto, parto y posparto (Ley Nacional 25.929) pero, en los casos en que no se pueda cumplir con las recomendaciones necesarias para evitar la transmisión del COVID19 como la distancia física, establece como prioridad absoluta proteger al personal sanitario y, de esta manera, a toda la comunidad.

Entre otras medidas de seguridad e higiene establecidas a nivel nacional, la institución reducirá al mínimo la cantidad de personal de salud que aborda estos casos, sin dejar de garantizar la contención de la persona gestante y la calidad de la atención; y restringirá el ingreso al establecimiento de visitas y de toda persona cuyo estado de salud no lo requiera.

En la Clínica Viedma continuamos cumpliendo las recomendaciones nacionales e internacionales para prevenir el contagio del COVID19, que consisten en mantener el distanciamiento físico y la higiene personal en cada instancia social e institucional, minimizar la permanencia de personas en ambientes cerrados, y usar barbijos y/o tapabocas.

En estos momentos se está trabajando en la readecuación de la sala de parto, que permita a corto plazo continuar garantizando el derecho de nuestras pacientes a estar acompañadas por sus afectos en un momento tan importante y especial de la vida, y se están haciendo esfuerzos en distintas áreas para garantizar el mejor cuidado de la salud.

Nuestra prioridad es cuidarnos entre todos.
Gracias por la comprensión.

Dr. Rubén Kowalyszyn.
Gerente